lunes, 31 de diciembre de 2012

San Silvestre Arandina 2012

 

Ya la tradición manda. Acabar el año haciendo deporte es algo al alcance de solo unos pocos... unos pocos anormales quiero decir.
Y entre esos anormales este año estábamos nosotros, ¡los todotorreznos!.
Bueno no todos, hubo algún que otro transfuga aferrado a sus propias tradiciones y costumbres supersticio-rituales. En fin, los que sí defendimos lo colores torrezniles nos congregamos a eso de las 17:45 en el piso franco de la calle postas. Allí pudimos cambiarnos y colocarnos el traje de superhombres, la camiseta amarilla con torreznos dibujados y el escudo de Aranda al pecho.
El tiempo justo para calentar un poco y la lluvia llamando a las puertas de una salida catastrófica, llena de tropezones, resbalones y huesos quebrados.

A las 18:00 horas la salida, y la marabunta de corredores empezamos a meternos en el embudo de la calle la Sal, parecía imposible avanzar, sólo quedaba dejarse llevar por las masas. Hasta que en la calle del telepizza Víctor ojea su "reloj torrebrunner" que marca un rítmo desenfrenado de 4,30 minutos el kilómetro, de locos.
En el TITI vemos la primera caída por la lluvia y el asfalto mojado, un pobrehombre se come un bolardo, literal. Pero después de echar la mirada atrás un segundo y comprobar que sigue vivo, continuamos la marcha.

-momento de calentamiento, somos fabricantes de máquinas de correr-


Ibamos en grupete Víctor, el Bolo y yo (Fabián), Aser nos soplaba la nuca bien de cerca.
Víctor en su línea sufre malestares al comienzo de la carrera, pero el Bolo y yo le llevamos en volandas por la calle San Francisco. Nunca más se recuperaría de su mal estar en el resto de carrera.
Por estos lares una voz lejana gritaba: eh torreznos!! era el Benito, haciendo un gasto innecesario de oxígeno, pero que le identificaba a su paso con otros de su especie.
Mientras tanto, David hacía la guerra por su cuenta y poco más supimos de él hasta la meta.

Y de repente, la cuesta de la calle Postas, mi archi-enemigo. Víctor y el Bolo consiguen mantener el ritmo, mientras que Aser y yo nos quedamos sin gasolina. 
En la avenida Castilla nos cruzamos con el Chaba, que va de los 20 primeros, pero como no tiene traje de superhombre torrezno, paso de hablar más de él.

Conseguimos mantener buen ritmo toda la avenida y regresamos a la calle postas. Bajonazo para Aser, que piensa que ya entramos en meta con tan solo girar a la izquierda en el ayuntamiento, nada más lejos. Un tramo más de 1km llegando hasta el colegio Castilla y regresando por la calle Isilla. La gente nos lleva en una nube con sus gritos de ánimo, aunque yo solo pienso.. "hijos de puta".

Es el momento de darlo todo, un último esfuerzo para mejorar la marca de otros años (en mi caso era fácil) y... bang! la meta.

Abrazos y celebrar, conseguido, 4,9 km para acabar un gran año de deporte y torreznos.
¿En 2013 lograremos mejorar las marcas?.

 POS. 26 -    SERGIO GIL DE PEDRO JUAN -                0:18:12
 

 POS. 225 - VICTOR DE LAS HERAS PARDO -            0:21:38
 POS. 227 - IGNACIO RODRÍGUEZ CALCERRADA -  0:21:38
 POS. 281 - FABIÁN GONZÁLEZ GONZÁLEZ -             0:22:15
 POS. 310 - SERGIO GARCÍA HERNANDEZ-                0:22:42
 POS. 327 - ASER CALLEJA ESTEBAN -                       0:22:58
 POS. 611 - RUBÉN BENITO GÓMEZ -                           0:25:56

*De David no tenemos registros, pues no llegó a obtener el chip.

Si me dejo a alguno se añade después y punto.

domingo, 16 de diciembre de 2012

35a Media Maratón de Vitoria 2012


A las 7.30 de la mañana de un domingo, se ven cosas curiosas por la Calle Santiago. Para muchos está terminando la noche y se apuran los ultimos botellines mientras se refuerza el estomago con una ración de callos o codornices en la torre. Siempre hay alguna oveja descarriada levantando la voz, o algún coche arrancando fulgurantemente...

Lo que es más raro es encontrarse con algún sujeto con bolsa deportiva al hombro, pero de vez en cuando, esto ocurre. El ultimo domingo fue uno de esos extraños días, ya que dos miembros todotorreznos iniciaban el día del señor en ruta hacia la capital vasca: vitoria-gasteiz.

Ambos todotorreznos comparten nombre, y curiosamente sus sobrenombres guardan similitud, pero hay una clara diferenciación en sus mejores marcas deportivas.

Para Sergio-Chaba, es su segunda presencia en la media maratón de Vitoria. Para Sergio-Chi, es su eusko-bautismo.

El camino se hace ameno. Apenas hay tráfico y las temperaturas que marca el automóvil hacen presagiar un buen domingo a la vista. Además, según vamos avanzando por el camino, aparecen más claros en el cielo. Al llegar a nuestro destino, aparcamos sin dificultad, aún queda casi una hora para el comienzo de la prueba y hemos sido de los más madrugadores.

Damos un paseo por las instalaciones anexas a la prueba: el frontón y las piscinas. Todo muy limpio y con buen aspecto. Recojemos nuestros dorsales y aquí ya tenemos un detalle de la capacidad organizativa de esta gente: en una de las esquinitas del dorsal vienen cuatro imperdibles enganchados. Habrá a quien le parezca una tontería, pero a mi me pareció de lo más curioso... Además el dorsal tiene ya el chip incorporado, lo que implica evitarse ataduras en los cordones o tener que devolverlo al acabar la carrera...

Disponemos de una taquilla para dejar nuestras pertenencias y nos ponemos el traje de faena para empezar a calentar músculo. Lo hacemos en una pista de atletismo enteramente a nuestra disposición.

Damos tres vueltas en modo “trote cochinero” sin cruzarnos con nadie en nuestros giros. Miento; un representante de la fauna autóctona, ya en avanzada edad, y con evidentes síntomas de embriaguez, nos deleita con una serie de canciones ininteligibles, y no porque cantara en euskera, no... cantaba en castellano aunque con poco esfuerzo en vocalizar.

Volvemos a la zona de las piscinas, donde se sitúan nuestros vestuarios. El nivel de actividad ha aumentado notoriamente. Nos llegan los tipicos olores en este tipo de recintos y momentos: reflex, efluvios consecuencia de las ultimas evacuaciones corporales en el baño, etc...

Y ahora ya si que si, nos incorporamos a la muchedumbre en las inmediaciones de la salida, ya ataviados con nuestra vestimenta todotorreznil. Ahora ya si que se respira la exticación habitual previa a la carrera. Muchos grupitos, muchos peinados “borroka”, mucha camiseta reivindicativa, aunque ninguna tan elegante como la nuestra.

Un inciso: nos hemos dado cuenta de que como realmente se diferencia a la gente durante una carrera, es por la espalda. A nuestras camisetas creo que les falta alguna mencion por la parte trasera...

Y tras tomar sitio, y rodeados de corredores, aunque sin apreturas, dan la salida. Sergio-Chaba en seguida se pierde entre la masa, mientras yo me dejo llevar. Está claro que mi metabolismo es diesel y tarda unos kilómetros en alcanzar su rendimiento optimo. A la altura del km 3 la carrera vuelve sobre si misma en una gran avenida y los dos todotorreznos se saludan alegremente con la mano. No volverán a verse hasta el final de la carrera...

El recorrido es muy asequible. Es cierto que es asfalto en su totalidad, con todo lo que eso implica, pero apenas si hay desnivel, salvo un repecho de unos 3 kilometros a mitad de carrera. Coincide con una parte de la ciudad poco vistosa y muy exterior, y el viento nos castiga durante unos 20 minutos que se hacen duros, pero exceptuando esta circunstancia, es una carrera bastante llevadera.

Eso si, los ultimos kilómetros se tienen que hacer duros siempre, pero la animación de la gente te lleva en volandas a la linea de meta. Muy satisfecho, veo en el tiempo de la llegada que he mejorado mi marca personal. Y eso que aún no es tiempo oficial, seguro que aún gano unos 10-15 segundos. La organización nos enfila inmediatamente a la zona del frontón cubierto, donde recibimos la bolsita con los obsequios habituales: la bebida isotónica, unos frutos secos, etc...

Me pierdo durante unos momentos por las enormes instalaciones y por fin llego a la zona de mi taquilla donde me encuentro con un ya duchado y casi cambiado Sergio-Chaba que me comunica que tambien ha batido sus tiempos. Me muestra un SMS recibido en su telefono movil por parte de la organización comunicándole su tiempo oficial asi como su puesto en la clasificación ¡Que eficiencia!

Me ducho, con agua aún algo caliente (esto es muy de agradecer) y me cambio. Al poco de salir del recinto, yo tambien recibo mi correspondiente SMS. Dejamos las cosas en el Auto-Chaba-Movil y nos disponemos a caminar tranquilamente hasta el centro de la ciudad, donde hemos quedado con un amigo mio de Aranda y su mujer. Caen un par de rondas de zuritos y comemos en un restaurante de la plaza de la Cruz Blanca.

Por ahí no se estila el Torrezno, pero los productos vacunos no desmerecen en absoluto y decidimos reponer fuerzas con una chuleta de lo más apetitosa...

Tras un café en un parque publico, volvemos al vehículo y casi 12 horas después de haber salido de la villa que alegra Castilla, volvemos a nuestro punto de partida

¡Larga vida al Todotorrezno! 

sábado, 1 de diciembre de 2012

I Arganza Trail 2012

Sábado, 1 de Diciembre. Suena el despertador a las 8:00 am. Miro el termómetro. Bah, sólo -3ºC, habían dado menos. Con este fresquete activador de músculos, mal se tiene que dar para que no comamos unos torreznos ! Pero ojo, que hay que ganárselo, como la camiseta amarilla de moda. Una hora después y bien desayunao ya estoy surcando los campos de Castilla rumbo a la vecina provincia de Soria, al despoblado de Arganza, perteneciente a San Leonardo de Yagüe para más señas.

Son las 10:00 a.m. En las verdes eras de este municipio ya se nota el movimiento previo a la carrera de montaña que hoy nos congrega aquí: la primera edición del Arganza Trail. Van llegando los participantes y acompañantes, el denominador común es que salen encorvados de sus coches, manos en los bolsos, mirando de acá para allá, resoplando, comprobando el vaho que sale de sus bocas: confirmado, hace fresco. Sobre sus cabezas, el Pico San Cristobal, al que miran de reojo. Qué pereza, ¿ahí hay que subir después de 10km de subebajas? Pues si, el que torrezno quiere, algo le cuesta.

El Pico San Cristóbal (1290m), postre de la prueba
Después de disfrutar de 20 minutos largos parado en la cola para recoger los dorsales (como casi todo el mundo no ha pagado por adelantado hay un poco de caos) se nota que la temperatura corporal va bajando. Todo lo contrario que la temperatura ambiente, que ha subido un par de grados por el bien recibido solete que ya se asoma a la campa.

Tengo visita, dos todotorreznos más serán mis compañeros de cantina, porque lo que es en las carreras no nos vemos el pelo más que en la salida, nos llevamos fatal. Ale, a ponerse guapos y a trotar un poco para calentar.

Representación Todotorreznil

A las 11:05 a.m, con 5 minutos de cortesía sobre el horario previsto, el batiburrillo de galgos, mastines y demás fauna sale apelotonada rumbo a la gloria o a la autodestrucción, según sea el caso.

TodoTorreznos verdaderos y falsos :)  Foto: Arganza Trail
Nuestra situación es la siguiente: Chaba sale disparado con los galgos de cabeza, como suele correr casi desnudo tiene que generar más calor corporal que el resto. Yo salgo intentando regular un poco aunque con la emoción de la salida cuesta frenarse, además hay que colocarse un poquito 'por si las sendas'. DrEbrio conecta su mp3 para evadirse del mundo mundial y arranca el diesel para acabar la prueba dignamente. El mp3 decide que ya está bien de tanta evasión y que hoy le va a tocar tener los pies en la tierra. Cero música desde el km cero. Diesel por los cuatro costados. Es la hora de morir.

Después de 1km de llaneo a todo trapo, bofetón de realidad por si ibamos de machitos jeje Toma rampa del 20%, la más dura de todo el recorrido para desayunar. Normalmente estos desayunos pasan bien trotando pero esta vez prefiero andicorrer un poco que queda mucho y estoy en un lamentable estado de forma después de 1 mes largo parao 'cojito-para-toda-la-vida'. El monte por el que pasamos es bonito, si señor. Da gusto correr por aquí, está muy mullido. Tras una bajada cómoda monte a través retomamos una pista ascendente que se vuelve a meter al monte, primero con una rampa bastante dura de nuevo a modo de almuerzo y otro km en ascenso más llevadero. Coronamos el monte, donde nos espera un avituallamiento líquido (km. 3'5 maomeno). Aquí ya noto que no voy bien y empiezan a recoger mi cadáver, lo cual no ayuda. Si normalmente me suele costar arrancar, hoy me está costando más . Ahora viene una bajada muy guapa y bastante rápida, que aprovecho para reagruparme con el grupillo en el que iba. El que no estaba invitado a la fiesta era el barrillo arcilloso de la zona, que se supone que tenía que estar congelado y ya empieza a dar por saco.

Después de este terreno favorable en el que los galgos habrán aprovechado para meter tierra de por medio, la organización se ha encargado de meter barro de por medio jejeje, menuda sorpresita: el camino desaparece y nos metemos de lleno por un campo arado y embarrado hasta las trancas, con bastante barro suelto de los que han pasado antes por aquí. Divertida sesión de patinaje, con pinchazo muscular para el Dr.Ebrio, por si no tuviera poco con no poder oir a Pimpinela Live at RioLobos. Recomendable perder 0,5 segundos para despojarse de los zancos al salir de aquí.

Ya nos encontramos en el ecuador de la prueba y me encuentro mejor después de bajar un poco el pistón, además empieza la tercera subida del día de unos 2 km, que es bastante tendida y se hace llevadera, con alguna rampa no tanto. Mi problema es ahora en forma de ampolla gigante en medio del pie, se me ha movido la plantilla y me está matando. Llegamos a una campa y giramos a la izquierda para coger el camino que sube al pico y después de unos cuantos metros de más subida, otra bajadita para recuperar un poquillo. Hace exactamente 40min que no disfruto un carajo :) Eso sí, el recorrido me está encantando.

Ya de lleno en el monte, comienza la última subida del día hasta el Pico San Cristóbal, el postre, la homologación de la cumbre, el torrezno primigenio. Me propongo subir hasta las antenas corriendo, ya que no lo estoy pasando bien por lo menos darme ese gustazo jejeje Masoquismo? Sin duda. Recupero nuestra estrategia, que abandoné hace tiempo: recoger cadáveres. Tomo prestada la del chaba: cuanto antes llegue, antes se acaba esto. Un par de km más y lo consigo. Gloria, viento y frío en las alturas !! Ni me da tiempo a mirar el paisaje, tendremos que volver. Por no ver casi ni veo el avituallamiento, voy ciego.

Ahora empieza la bajada, que sobre el plano era vertiginosa. 300m en poco más de 1km de senda. Sobre el terreno lo es más, la senda baja por la umbría del pico, con algún resto de nieve de la semana pasada que nos hace dudar del agarre del terreno. Tras las primeras dudas veo que se puede controlar bastante bien la bajada al ser de grava que está bastante sujeta por la helada, y aprovecho para darle zapatilla con mil ojos para no estamparme con tanta piedra suelta, tronco, zarza y virajes inesperados. Ya he alcanzado a la tropa que tenía delante. En una de estas no veo bien por donde tirar y oh! mierda! me salgo de la senda directo a un pedregal con musgo! no me he matado de milagro, realmente iba rápido porque una vez que coges velocidad cuesta frenar, he tenido mucha suerte y no me he caído, así que conservo dientes y tobillos. Después del susto sigo para abajo, con los pies totalmente desollados, quiero llegar ya como sea!

El sprint final se me hace eterno, pero finalmente lo conseguimos. Allí está el Chaba esperando a que lleguemos el resto. Tres todotorreznos finishers one-more-time! 

Nos ponemos guapos de nuevo, nos curamos las heridas, nos deleitamos con la camiseta de la prueba que está muy chula y corremos a por un caldito calentito bueno con el que nos obsequian, qué detalle!!

Repetiremos sin duda !!

Y ahora, a papear un poquito, que ya es hora, después de visitar al amigo Chi en su casa rural, buena bonita y barata!

El dopaje en las Carreras Populares

RESUMEN:

Chaba: POS. 18/115 - Tiempo: 00:57:09
Víctor: POS. 39/115 - Tiempo: 01:02:44
Dr.Ebrio: POS. 82/115 - Tiempo: 01:14:18

Mapa del recorrido

Perfil de la prueba

DATOS PRÁCTICOS:

Desnivel: 1200m. acumulado (600m D+) según organización
Distancia: 11,05 km
Alturas: Mínima: 1013m - Máxima: 1290m
Pendiente Máx: 20 %
Pendiente Mín: -31 %
Avituallamientos: Líquido en Km. 3'5 y 9'8

Próximos Almuerzos