sábado, 16 de abril de 2016

Los molinos de Riaza


O la reinvención de una carrera mítica: ENTRE DOS LUCES malo es que en esta edición salió rana. Y rana pasada por agua, ¡qué había unos cuanto litros!
A esta reformada carrera clásica nos presentamos dos torreznos venidos a menos: ACE y yo mismo.

Los cambios más notables fueron dos; 

1- La hora de la carrera. Empezamos a las 20:00 para salir de día y llegar de noche.
Aunque realmente, esto nos pasaba a los mortales, los pro salieron sin frontal ni ná, total, iban a llegar de día...

2- El recorrido se reduce en 3 km con la versión anterior, y no sube a Riofrío. Se agradece, pero le quita épica al asunto. En total 10km. Con unos 200m de desnivel positivo.

La recogida de dorsales, un circo, como siempre en Riaza. En esta ocasión, una exposición de mujeres históricas nos rodeaba al recibir camiseta y dorsal.



Después café previo a la salida. En el bar había cine X, estaban echando una corrida. Y luego era cine gore, masacraban un animal mientras el populacho aplaudia.



El caso es que no dejaba de llover, y bueno, como que no apetecia salir. Pero ya que estoy aquí...



30 héroes (o 30 anormales) tomamos la salida. Frontal en ristre. Parecía que había galgos, pero era un espejismo.

El recorrido técnico, y con tanto barro más. Parecíamos bailarinas danzando en el barro.
Mucha senda y también pista, en algún momento rocoso y resbaladizo. A la ida casi todo subida, lo cual implica una vuelta rápida, todo de bajada.

Entrada en meta con escasos aplausos del escaso público presente.
Entro en el puesto 14, y dos puestos detrás, ACE.

FIN.

Luego llega el premio, ducha hirviendo en polideportivo. Toda la sala para el equipo TTT.
Después, hamburguesa y torreznos en el clásico "Hontanares". 
A casa y a dormir, ¡con todo el subidón!



Clasificación y tiempos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Próximos Almuerzos